domingo, 13 de julio de 2014

No mires abajo




Nadie parece recordar los tiempos en los que se hablaba de William Sansom como el pariente inglés de Franz Kafka. Escritor, guionista y actor amateur, encarnó la inquietud intelectual del Londres de la posguerra. Sansom, además de brillante biógrafo de Proust, dejó como legado algunos de los mejores relatos del pasado siglo en Inglaterra.

Sansom sorprende con una inusitada versatilidad y una imaginación capaz de crear los más increíbles escenarios. El vértigo experimentado al leer La escalera vertical es insólito en literatura. Así como la asfixia causada por la terrible espera de la monja que agoniza encerrada en una celda, en Una habitación pequeña. El delirio más absoluto atenaza al lector en Pansovic y las arañas.

Sansom juega magistralmente con la angustia del lector, con el pulso de la narración. Prolonga la tensión de manera cinematográfica. Cada uno de los relatos toma posesión de nuestro cuerpo y nuestra mente. Un desafío que prohíbe lecturas superficiales.

Una escritura que reconcilia con el mundo de los detalles, de los silencios y de los sentimientos que son desechados por nimios y que, magnificados por Sansom, se convierten en catalizadores de inusitadas sensaciones.

Sansom, un cuentista mayúsculo que persiguió tan poco las luces y aplausos como Kafka hizo.  No mires abajo provoca un delicioso escalofrío.

No mires abajo, William Sansom
La Bestia Equilátera, 2012


4 comentarios:

  1. Rebeca García Nieto13 de julio de 2014, 7:36

    No conocía a William Sansom, pero desde luego has despertado mi curiosidad. Me lo apunto. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias a ti! Espero que lo disfrutes. ¡Un abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. Pues reconozco también que no es que no recordara a William Sansom, es que no lo conocía. Pero ya sabes que por eso me gusta tu blog, porque descubro lecturas diferentes. Esta en concreto parece un poco perturbadora, pero no sólo me la llevo anotada, es que he visto que en Amazon tienen versión electrónica a un precio más que razonable así que...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Suerte! Sin duda es un autor distinto. Espero que lo disfrutes. ¡Besos!

    ResponderEliminar