sábado, 15 de septiembre de 2012

Se ha escrito un crimen - Weegee

Arthur Fellig dejó Polonia en 1910 y se convirtió en Weegee en las calles de Nueva York. 
Fue uno de los pioneros del fotoperiodismo, cada día visitaba las redacciones de los periódicos ofreciendo sus negativos. Ejercía un control absoluto sobre su obra.
Era el primero en presentarse en la escena del crimen gracias a su acceso directo a la emisora de la policía.
Weegee formó parte de la Photo League, una cooperativa de fotógrafos neoyorquinos interesados en temas sociales. Entre sus miembros destacan Berenice Abbott y Robert Frank.
La leyenda urbana cuenta que Weegee se ganó la confianza de la policía bebiendo en sus mismos bares y fotografiando a los hijos de los agentes.
Quienes quieren desmerecer a Weegee le acusan de una excesiva teatralidad, de mover ciertos elementos de las escenas de los crímenes e incluso de incluir attrezzo
Weegee inspiró la película El ojo público, protagonizada por Joe Pesci. 
Sus contactos iban desde mendigos, agentes de policía, miembros de menor nivel de El Sindicato y de Murder Inc. hasta el propio Lucky Luciano.
Weegee, uno de los padres del sensacionalismo, decidió más tarde probar suerte en Hollywood. Una vez allí fue actor, asesor en múltiples rodajes y experimentó con la fotografía panorámica y las imágenes distorsionadas. 
El mejor ejemplo de su nueva técnica es este retrato que realizó de Marilyn Monroe. 
Cuando empieces a sentirte unido a la gente a la que fotografías, cuando rías y llores con su risa y sus lágrimas sabrás que vas por el camino correcto.
Para mí las fotografías son como tortitas, debes tomarlas mientras están calientes. 
Este año el International Center of Photography organizó una exposición sobre la obra de Weege entre 1935 y 1946, Murder is my business. Título compartido con otra muestra de Weegee de 1941.


A Cubierta recomienda - 

Unknown Weegee
Steidl/International Center of Photography, 2006


SOFÍA CASTELLANOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario